martes, 26 de octubre de 2010

MARCAS




Fue en primer año cuando no tenía amigas y estaba confundida que lo hice por primera vez, dolió tanto y tuvo tan poco significado que juré no volverlo a hacer. Pero hoy me tenté, hoy el sufrimiento a nivel espiritual es mayor que el físico. Un día como este puede salir un torrente se sangre de mi que será una caricia frente a los problemas.


Es probable que el mundo se entere y no me preocupa, escribirlo en internet es lo de menos, después de todo nadie lee aquello que escribo. ¿Qué importa si un adolescente más se entera que hay otro como él?


Me quiero entender, mientras más profundo llego más escarbo en mi corazón, más penas salen a flote. Las lagrimas ya no son de dolor físico y eso me hiere, no es una reacción del cuerpo ante la sangre que fluye. Las lágrimas emanan lo que mi corazón sufre, lo que me perturba de esta realidad en la que fui tirada.


No sé por que hago esto, no tiene coherencia pero alivia.


Las marcas van quedando y no se como negarlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario